El Proyecto ACOGUATE

Historia

El proyecto de acompañamiento protector internacional PWS Guatemala comenzó al finales de 2003.

En mayo de 2000, varios representantes de comunidades indígenas presentaron cargos contra Romeo Lucas García por crímenes contra la humanidad y por el crimen de genocidio. Es la primera demanda colectiva registrada ante las autoridades guatemaltecas contra militares de alto rango y el primer intento para procesar por violaciones de derechos humanos cometidos durante el conflicto armado.

En 2001, otras comunidades presentaron los mismos cargos contra el ex dictador Efraín Ríos Montt. Estos procesos legales están respaldados por el Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (CALDH)  que trabaja en el caso desde 1997.

Uno de los aspectos centrales del acompañamiento protector es la participación de las víctimas y su voluntad de brindar testimonios públicos. Como testigos, estas personas están bajo diversas presiones, amenazas y agresiones.

Estructura del Proyecto ACOGUATE

En Guatemala, los voluntarios de Peace Watch Suiza (PWS) emprenden misiones de observación por un mínimo de 3.5 meses. En el campo, su trabajo es organizado por nuestro socio Coordinación del Acompañamiento Internacional en Guatemala (CAIG) en dos tipos de proyecto de acompañamiento: 

Largo plazo

En un proyecto de largo plazo, los observadores acompañan a sobrevivientes de matanzas perpetradas durante la guerra civil en las aldeas durante las reuniones de sus organizaciones y durante las reuniones de la organización Asociación Justicia y Reconciliación (AJR) en la capital. Esta gente está bajo mucha presión por su rol como testigos en los dos juicios, La observación es desarrollada bajo la égida del Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (CALDH).

Corto plazo

El segundo proyecto es acompañamiento de corto plazo y ha crecido con los años. Los observadores voluntarios acompañan a defensores de derechos humanos y abogados amenazados, acosados habitualmente o incluso atacados por su involucramiento. También acompañan a comunidades luchando por sus tierras y recursos acuíferos. Dependiendo de la ubicación, ambos tipos de acompañamiento son emprendidos.